Si algo tiene el mundo de la comunicación en línea, es la cantidad de términos que nos llegan, la mayoría en inglés, pero que nos suenan a chino. Hoy vamos a repasar uno de ellos que ahora te va a sonar raro, pero que cuando acabe la entrada espero que encuentres su utilidad y lo utilices para tu estrategia. Vamos a descubrir y a construir nuestro propio buyer persona.

¿QUÉ ES?

Un buyer persona es una figura medio ficticia que vamos a crear en nuestra estrategia de marketing y que a través de una serie de datos: información demográfica, comportamiento, necesidades y motivaciones, te va a ayudar a conocer mejor a tu cliente final y así poder segmentar mucho mejor tu mensaje.

¿CÓMO SE CREA?

Para ello lo primer que tienes que hacer es un trabajo de investigación. Esto lo puedes hacer a través de diversas herramientas como las encuestas, el trabajo de campo o los estudios de mercado. Una vez este hecho este primer paso, es momento de hacerte una serie de preguntas que te van a llevar a tu buyer persona.

  • ¿De dónde es?
  • ¿Dónde trabaja y cual es su nivel de conocimientos?
  • ¿Cómo podría ser un día normal en su vida o trabajo?
  • ¿Qué necesidades diarias tiene?
  • ¿Qué puedes hacer para ayudarle a resolver sus necesidades?
  • ¿Dónde va para conseguir información?

Una vez contestadas esas preguntas, es momento de crearlo, de darle una identidad y crear una pequeña biografía. Para ello le asignarás un nombre y a ser posible una foto para que quede más real.

Y con estos pasos ya tienes creado tu buyer persona (me acabo de sentir como el de Bricomanía). Ahora sobre este perfil puedes empezar a trabajar mejor y segmentar mucho más tu mensaje, de esta manera llegarás mejor y seguramente tu tasa de éxito será mayor.

A %d blogueros les gusta esto: